Las cosas por su nombre // NOM046

Las cosas por su nombre // NOM046

LAS COSAS POR SU NOMBRE  // NOM 046

17 de marzo de 2017

Por Luis Ernesto Hernández Aguirre

Esta semana de nuevo la vida social y política del país se vio confrontada por la intentona de legislar y hacer obligatoria la NOM046 (Norma Oficial Mexicana), que postulando temas verdaderos y justos como la inhibición de la violencia contra la mujer, aprovechaba para plantear dos temas inaceptables:

  1. El Aborto como una obligatoriedad para el Sector Salud a nivel nacional.
  2. El “derecho” de acceder al aborto a menores de entre 13 y 17 años sin el consentimiento de sus padres.

Son muchas aristas las que tiene este tema y trataremos de decirlo muy sintéticamente,

  1. Es ilógico plantear la inhibición de la violencia sexual contra la mujer utilizando el aborto como herramienta, mientras se abre la puerta a la impunidad del violador.
  2. El inicio de la vida humana desde su etapa embrionaria está fuera de toda discusión ideológica, es un hecho científico.
  3. Al ejecutar el aborto en caso de violación, la mujer es doblemente violentada, quién piense que no tiene consecuencias un hecho de esta naturaleza en los ámbitos físicos o psicológicos de una mujer está mintiendo.
  4. Cuando se aborta, desde el punto de vista del “feminismo extremo”, también se está abortando a muchas niñas, se busca proteger a la mujer asesinando mujeres.
  5. Una menor de entre 13 y 18 años, no tiene derecho legal de comprar cigarros, cerveza, entrar a un antro, votar, etc; pero sí podría abortar sin el cosentimiento de sus padres.

La sociedad Mexicana lidereada por el Frente Nacional por la Familia de nuevo se movilizó y en conjunto con muchos actores políticos, se logró llevar este acuerdo a la congeladora.

Quizás los partidos políticos, midieron el 2018 y el costo electoral que  tendría aventurarse en una decisión como esta.

Es hora que la Ideología de Género deje de mentir, llamen a las cosas por su nombre y busquen la defensa del ser humano –mujeres y hombres- en su integralidad, en su complejidad y en su totalidad como seres dignos desde el seno materno y hasta la muerte natural.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *