Prohibido Disentir

Prohibido Disentir

3 de marzo de 2017
Por Luis Ernesto Hernández Aguirre
Estamos viviendo la dictadura de la sinrazón, el totalitarismo de las ideologías y la imposición de la mentira, y pareciera que el elemento que hace al ser humano ser – justamente humano- , la Razón, hoy está ausente.
En la última semana hemos sido testigos como ante la exposición de la verdad sobre la naturaleza humana a través del autobús de www.hazteoir.org ; la furibunda Alcaldesa de Madrid y el Lobby Gay, han emprendido con toda rabia acciones de censura ilegales, que espantarían al mismísimo Voltaire con su liberalísima frase “podré no estar de acuerdo con lo que usted diga, pero defenderé hasta la muerte su derecho a decirlo”.
Sin embargo, la valiente exposición de la verdad biológica y la irracional respuesta de los “defensores de la libertad”, los ha desenmascarado como lo que son, una ideología cada vez más extrema, que niega la verdad y naturaleza humana, que buscan a través de la mentira no el luchar por supuestos “derechos civiles”, sino adoctrinar a los niños y a las naciones, que no permiten que nadie disienta de sus dichos, cerrados al diálogo y a la reflexión seria, y que a través de la estrategia de victimización constante, buscan ganar a la opinión pública.
El mundo ya ha pasado por ideologías totalitarias como el fascismo, el nazismo, el racismo, que tienen en común una concepción distorsionada del ser humano, y la historia nos enseña que estas ideologías traen destrucción, muerte, desigualdad y terminan sucumbiendo ante el peso de la recta razón. La idelogía de género deberá pasar por este proceso histórico.
Hoy el mundo entero ha visto el bus naranja y los movimientos profamilia, en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica prosperan como nunca, por que los padres se han dado cuenta que ellos son los únicos responsables de educar a sus hijos, por que los políticos han descubierto que la verdadera política pública debe ser enfocada en la familia y por que finalmente la naturaleza humana no puede ni podrá ser negada.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *